enes

Cazando innovadores en tierras desconocidas.

Por Rafael Céspedes

La sensación de ser un cazador, me encanta. La adrenalina que mi cuerpo se activa mientras siento que se aproxima el momento de encontrar a un “innovador” o “emprendedor” en nuestra industria.

Desde que Lenny me invito a este proyecto no he dejado de pensar en el impacto que tendrá en las futuras generaciones de nuestra industria. Estamos frente a una metamorfosis de verdad.

Cuando miramos a nuestra industria de MR tradicional, podemos encontrar personas con un gran espíritu de innovación, no obstante la presión del budget y el cumplir con la responsabilidad diaria, oprime y bloquea este maravilloso espíritu. Ahora bien, si la energía de innovación es más grande y sobre lleva los bloqueos… WOW, tendremos un emprendedor que lo más seguro se independice para llevar a cabo su  proyecto. Lamentablemente sabemos que de estos hay muy pocos.

Por otro lado, es difícil que aquellos que estamos en el día a día de la IM seamos capaces de ver estos procesos de innovación, pues son elementos disruptivos que no permiten que llevemos a cabo nuestra tarea. Generalmente los desacreditamos, emitiendo juicios tales como “no va resultar”, “eso ya lo hicieron antes”, “ a los clientes no les gusta experimentar, prefieren las cosas probadas”.

Permítanme contarles mi aventura, en breves palabras… luego de reunirme con un par de empresas de IM y también de empresas clientes para compartir el proyecto de Insight Innovation Exchange,  me di cuenta que el camino donde podría “Cazar” innovadores no sería con mis colegas, sino a través de los ojos de nuestros clientes. Pues son ellos quienes están enfrentando nuevos desafíos y están atentos a quien se los pueda apoyar en esta ardua tarea. El entusiasmo que encontré en los clientes me llevo incluso a regalarles “un arco y una flecha” (simbólica) e invitarlos a ser parte de la cacería. Hoy no solo me están refiriendo nombres, sino que se están haciendo cargo de algunos casos (Apadrinando) responsabilizándose por el coaching para preparar a los muchachos. Pues se dan cuenta que este programa impulsara el desarrollo de la industria de IM y a la larga los beneficiará a ellos como usuarios de estas nuevas herramientas.

Muchos de los prospectos para Insight Innovation Exchange con quienes me he reunido, ni si quiera se sienten parte de la industria de Investigación de mercados, ellos provienen de mundos informáticos, ingenieriles,  comunicaciones, entre otros. Pero se han sentido halagados de ser considerados y sobre todo, pues han sentido que los clientes los están apoyando.

Estoy cada día más convencido del éxito que tendrá IIeX y que quedaremos pequeños en la capacidad de atender la demanda creciente del evento.

No esperen mas tiempo, que la temporada de caza ya se abrió,  recojan su arco y sus flechas, inviten a sus clientes a ser parte de este proyecto… que aquellos que van a transformar nuestra industria están a la vuelta de la esquina.

Buena caza.